Páginas

Follow by Email

martes, 20 de septiembre de 2011

Anclajes de excelencia Por Claudia López Vargas


Ø   

Anclas.
Si ubicamos este concepto en actividades marítimas, un ancla es aquel objeto pesado que tiene la función de detener en un lugar a la nave.  Resulta que los seres humanos también tenemos anclas psicológicas que sirven para detener, que te atrapan, que te sostienen.

Las anclas son una poderosa neuroasociación entre un estado interno intenso y un estímulo externo que puede ser el resultado de un contacto visual, auditivo o Kinético.  Todo deseo negativo o positivo, consciente o inconsciente, sumado a la emoción (estado interno intenso) es igual al resultado.

A través de las anclas puedes atrapar y revivir en cualquier momento lo que sea más bello en tu vida.

Existen anclas muy útiles con la música.  Una mujer embarazada puede poner cierta melodía tranquila (de preferencia música clásica) a su bebé durante todo el periodo de gestación.  El medio intrauterino es un estado de excelencia durante la salud.  Mientras un bebé está dentro del vientre de su madre mantiene un estado perfecto de salud, no se puede enfermar, puede haber malformaciones pero no enfermedades.  Sucede que con la canción estás creando un ancla de ese estado de excelencia de salud en el bebé. Cuando el bebé nace y comienza con las enfermedades típicas de la infancia le pones la misma música y activas automáticamente su sistema inmunológico y se corrige toda anomalía.  El ancla lo regresa al estado intenso que vivía cuando estaba en el lugar ideal.  Es importante hacer notar que el ancla se debe de aplicar cuando el bebé aún no ha nacido para que pueda ser asociada con el medio intrauterino.  Un estado interno intenso es cuando sientes que el bebé se está moviendo, ese es el momento para anclarlo, le servirá toda la vida así es que no tengas miedo y ¡ánclalo a la salud!

Otro tipo de ancla son las espaciales que son las que se asocian con cierto lugar.  Como toda ancla puede ser positiva o negativa.  Estas anclas están asociadas a lugares específicos en donde tuviste grandes satisfacciones o en donde viviste periodos muy malos en tu vida.  Se van creando aunque tú no lo notes y se van a activar en momentos conscientes o no de tu vida.  Las anclas positivas van directo a nuestra autoconfianza, autoestima y capacidad.

Si no tienes un estado interno intenso te podrán decir que te aman, que te adoran, que te idolatran y no te crea un ancla.  Si estás en un estado interno intenso y te dicen todo eso se te puede anclar en un estado de gozo muy rápidamente.

A través de la PNL puedes lograr hacer de las anclas algo consciente para tomar recursos que te van a ayudar a crecer como ser humano a lo largo de tu vida.  De manera voluntaria puedes definir las anclas que te van a ayudar a crecer y entonces vas a empezar a llenar tu vida de anclas que te impulsen y a evitar anclas que te estén atorando.

El inconsciente es esa parte de la mente que hace cosas de las cuales yo no me doy cuenta.  A veces, inconscientemente, actúas de manera excelente, pero como no te anclaste a ese estado lo perdiste hasta que por algún ciclo o por casualidad vuelve a aparecer, pero si no estás preparado para grabarlo, se te vuelve a ir.

A lo largo de la vida has perdido muchos recursos para retener la excelencia voluntariamente, pero a partir de hoy vas a retener todos los momentos de excelencia que tengas en tu vida, de afecto, de amor, de hacer bien las cosas, de salud, de felicidad.  Sólo necesitas estar convencido de que así será para que tu mente esté alerta y puedas anclar conscientemente todo lo bueno, toda la excelencia a tu vida.

Hay muchas formas de anclarte, si hiciste un buen negocio y firmaste un gran contrato ¡ánclate de inmediato! Jálate una oreja o pellízcate un dedo, pero que sea de inmediato para que cada vez que necesites cerrar un muy ben negocio tu ancla esté lista y la puedas usar.

Si necesitas estudiar para un examen, estudiar una presentación, si eres escritor, úntate por todos lados de alguna fragancia que te guste y ponte a estudiar o escribir ya que las musas te rodearon.  Cuando vayas a presentar tu examen, tu presentación o tengas que sentarte a escribir, saca la misma fragancia que te untaste, huélela, relájate y disponte a hacer un gran trabajo.

Ø  ¿Cómo aplicar las Anclas?
v  Para que el anclaje sea eficaz debes de hallarte en un estado intenso, con intervención de todo tu organismo en el momento en el que se aplica el estímulo.
v  Se debe de suministrar el estímulo en el momento culminante de la experiencia.  Si se anticipa o retrasa su aplicación el ancla perderá intensidad.
v  El estímulo puede ser visual, auditivo o kinético.
ü  Visual: Intensidad de luz, ciertos movimientos, gestos específicos, símbolos, imágenes, objetos, colores, todo aquello que produzca un impacto visual.
ü  Auditiva: Cierta música, sonidos, timbres, tintineos de campanas, palabras determinadas, silbidos, tonalidades de voz, todo lo que ocasione un impacto auditivo.
ü  Kinética: Cualquier toque o presión precisa en determinado punto del cuerpo, caricias, apretones, aromas, perfumes, sabores concretos.
v  El estímulo elegido debe de ser exclusivo, es decir, debe de enviar al cerebro una señal diferenciada e inconfundible.
v  Para que el anclaje funcione debes de repetirlo con exactitud.

Si alguien te aplaude o te felicita por algún motivo, ¡ánclate!

Si se te olvidó el lugar en donde te pusiste el ancla pues póntela en otro lado, no hay problema, no te preocupes.  Hay algo muy interesante en la cuestión de las anclas, la idea es tener muchas anclas positivas, aunque ya no te acuerdes de ellas.  Si yo pongo anclas que ocasionen estados de excelencia pues van a ir generando un estado de automático y cada vez de forma más natural ejecutaremos nuestras actividades con mayor calidad y eficiencia.  Cada vez que uno tiene algo bueno, intenso o excelente, en ese momento hay que anclarse, ni antes, ni después.

Anclarse es tocarte, decirte o ver algo que puedas asociar con el momento intenso que deseas guardar.  Te sugiero que te pongas las anclas en el canal que más hayas desarrollado (Auditivo, Visual, Kinético).  Recuerda que las anclas más fuertes son las de tu propio canal y las anclas más poderosas son las que te pones en los tres canales: Ves algo, te dices algo y te tocas en algún lugar.

Recuerda que un ancla es para una sola cosa no para varias.  El tiempo de duración de un ancla, si el estado interno es muy intenso, es para toda la vida.

Cada vez que encuentres a una persona que está muy feliz, que algo le salió muy bien, tócalo de una manera especial o abrázalo para que le dejes un ancla y eso mejorará su vida ya que va a accesar más fácilmente a estados de alegría porque han quedado anclados en su interior.

Si quieres profundizar en el tema, consúltanos.  En tu camino hacia el éxito, déjate acompañar por Sombra, Personal Coaching.

No hay comentarios: