Páginas

Follow by Email

martes, 27 de diciembre de 2011

Frecuencia Sanadora texto por Claudia López Vargas



Frecuencia 528 mhz (frecuencia reparadora de ADN)

Es por todos conocido que nuestro universo está formado por patrones de frecuencias. Ahora la ciencia está constatando lo que los místicos de muchas tradiciones han sabido siempre. Todo lo que existe en lo físico, mental, emocional y espiritual tiene una vibración base. Incluso la materia que parece sólida está compuesta por ondas.
Puesto que el cuerpo está compuesto de frecuencias, todas las intervenciones sanadoras influyen en el mismo por medio de la alteración de la frecuencia de la resonancia. Esta técnica médica basada en energías como el sonido, la luz, la música y el canto puede contribuir a curar a las personas.
El sonido y la luz son muy importantes para nosotros, pues nos permiten entender en primer lugar, nuestro medio ambiente, pero también nos pueden afectar de forma positiva o negativa, puesto que todas las frecuencias influyen en nuestro sistema.
Siempre que el sonido penetra en nuestro oído y se encuentra con el tímpano, se genera un efecto vibratorio que varía dependiendo de su frecuencia y volumen. El sonido se propaga a través de los huesos y los tejidos y llega a cada célula de nuestro cuerpo. El cerebro tiene una habilidad formidable para analizar e interpretar sonidos y procesarlos usando una red química y electrónica altamente compleja. En este sentido nuestro mecanismo de absorción del sonido es parecido al de nuestro sistema digestivo.
El hecho de que el sonido alcance cada célula del cuerpo puede ser usado para sanar a través de la música o el canto. El sonido crea vibraciones que penetran más profundamente en todo el cuerpo liberando energías contenidas y emociones negativas. También ayuda a las personas a relajarse calmando los nervios y generando endorfinas positivas y aliviando notablemente los síntomas de estrés causados por una depleción de la energía dentro de las mismas.
Técnicas de sonido ancestrales de diferentes culturas:
En muchas culturas la música surge de cantos devocionales e invocaciones.
1. Los griegos reverenciaban a Apolo, el dios de la música y el arte, así como de la curación. La Escuela Pitagórica de filosofía descubrió leyes matemáticas para crear lo que se llama “la música de las esferas” y desarrolló la terapia del sonido para generar armonía entre todas las personas y las esferas celestiales.
2. En los ejercicios de tejer la seda, provenientes de la China, el único sonido que se debía oír era el de la inhalación y exhalación del cuerpo.
3. También la calidad polifónica de muchos sonidos de la música clásica occidental, originaria de los cantos gregorianos y otros, se usaron en el siglo 9 para rituales religiosos y fines sanadores.
El efecto del sonido en el corazón y la mente
Desde tiempos remotos hasta nuestros días, místicos y santos nos han mostrado cómo el sonido puede despertar los centros más profundos de nuestro cerebro y mejorar la calidad de vida. El sonido tiene unos poderosos efectos terapéuticos en la mente humana. No sólo es alimento para el corazón, sino también para el alma.
El yoga apoya la teoría de que el corazón y otros órganos vibran especialmente ante las frecuencias del sonido. Cada chakra tiene su sílaba correspondiente. El sonido que resuena con los siete chakras del cuerpo puede así estimularlo y ponerlo a punto.
Los mantras o los cantos occidentales repetidos monótonamente ayudan a la mente a lograr una sensación de equilibrio. La combinación de sonidos de mantras sánscritos produce ciertas vibraciones positivas y elevan la mente a un nivel de consciencia superior. También libera al sistema de sus energías y vibraciones negativas.
El sonido OM es considerado un sonido manifiesto de lo Divino y ejerce una fuerte influencia en la mente humana. Se cree que las vibraciones creadas por la estructura circular de las sílabas definen todo el cosmos.
Si quieres profundizar en el tema, consúltanos. En tu camino hacia el éxito, déjate acompañar por Sombra, Personal Coaching.

No hay comentarios: