Páginas

Follow by Email

viernes, 6 de enero de 2012

Reyes Magos por Claudia López Vargas


Muchos de nuestros cuentos, leyendas y tradiciones parten de una profecía o de alguna enseñanza moral, así como de algún versículo en cualquier libro sagrado que tomemos. Tal es el caso de los Reyes Magos que en la Biblia se profetizaba, en el Salmo 72 del Antiguo Testamento, que unos reyes provenientes de Tharsis y de Saba (de Arabia del Sur) serían los primeros en reverenciar al enviado del Señor, y así surge una de las más grandes leyendas del mundo Cristiano. Se ha convertido en una Saga evolutiva a lo largo de los siglos, siempre permitiendo la inclusión de nuevos detalles y haciendo felices a muchísimos niños.
La Fiesta de Reyes actualmente se celebra el 6 de enero, se denomina Epifanía, y significa la manifestación de la Divinidad de Cristo a los gentiles, es decir, a todos los pueblos de la antigüedad que siguieron al cristianismo.
Hace dos milenios, se llamaba Reyes Magos a los filósofos y los consejeros reales, estudiosos de la astronomía y la astrología. Al principio se creía que los tres Reyes que llegaron a darle la bienvenida a Jesús, el Salvador, eran tres sacerdotes persas de los más sabios. Representaban a las razas básicas en aquel entonces: uno era rubio, el otro moreno semita y el tercero negro. Eran transportados por camellos, porque atravesaban el desierto, y se usaba este animal para carga y para transportarse, debido a su resistencia a las zonas con falta de agua. Con el paso de los siglos de tres camellos pasamos a un camello, un caballo y un elefante.
Llevaban como ofrendas: el oro que simbolizaba la majestad, la mirra y el incienso, que eran resinas consideradas como bálsamo, representaban regalos de honor y amor hacia el recién nacido. Se dice que, como observadores de los fenómenos celestes y excelentes astrónomos, supieron que algo muy grande había acontecido, entonces, decidieron seguir la señal en el cielo a la que después se le daría el nombre de la estrella de Belén. Ella los guió hasta el lugar en que nació Jesucristo. Muchos creen que lo vieron recién nacido, otros aseveran que llegaron cuando el niño ya contaba con 2 años de edad. Todos coinciden en que fueron a adorar al recién nacido por la cantidad de simbología que vieron como astrólogos en este fenómeno.

No se sabía con certeza cuántos eran los Reyes Magos, hasta que el Papa San León, en el Siglo V, estableció que eran tres. Cuentan ciertas historias que entre los años 675 y 735, un monje, llamado San Beda, el Venerable, mencionó por primera vez los nombres de los tres Reyes Magos y dio la descripción de ellos. San Beda fue un monje benedictino e historiador inglés que vivió entre 673 y 735.
ü Baltasar era de piel oscura y con barba, probablemente de origen árabe. Le regaló a Jesús mirra, que es un perfume oriental usado en las sepulturas, y que según algunas creencias, podría ser una predicción de la muerte de Jesús.
ü Melchor era más anciano y tenía cabellos canosos y barba blanca. Obsequió el oro a Jesús. Este oro predecía el reconocimiento de Jesús como Rey.
ü El más joven de los Reyes Magos era Gaspar, tenía tez cobriza. Portó una ofrenda de incienso a Jesús en Belén. El incienso que aromatiza las iglesias proviene de Arabia y Abisinia. Le dan a este presente el símbolo de reconocer en Jesús a un sacerdote.
Los que se creen son los restos de los Reyes Magos estuvieron durante trescientos años en Constantinopla, en lo que antes era Bizancio y ahora Estambul, en Turquía. Luego fueron trasladados a Milán hasta 1162, año en que el emperador Barbarroja saqueó Milán y entregó los restos de los Reyes Magos al arzobispo Reinaldo de Dassel, quien decidió que dichos restos fueran trasladados a Colonia, Alemania. Los restos de los tres Reyes Magos descansan en un cofre de oro y plata que pesa unos 350 kg, y se halla en una capilla que hizo construir para tal efecto el emperador Carlomagno.
La costumbre de poner los zapatos la víspera de la noche de Reyes se inició en Holanda. En algunos países, los niños colocan medias en lugar de zapatos. Sin importar cuál sea tu creencia, no deja de ser una fiesta mágica llena de fe y sonrisas. Feliz Día de Reyes.
Si quieres profundizar en el tema, consúltanos. En tu camino hacia el éxito, déjate acompañar por Sombra, Personal Coaching.

No hay comentarios: